Lanzamiento del cohete SpaceX Falcon 9, coronado con la nave Dragon, con destino a la ISS. Créditos: NASA / Kim Shiflett

La última nave espacial de reabastecimiento de SpaceX Dragon se dirige a la Estación Espacial Internacional después de ser lanzada a las 3:14 am EDT (7:14 UTC) del domingo 29 de agosto, en un cohete Falcon 9 desde el Complejo de Lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, que transporta más de 4.800 libras (aprox. 2.200 kg) de experimentos científicos, suministros para la tripulación. y hardware de naves espaciales.

Después de la separación de las etapas, la primera etapa del Falcon 9 aterrizó en el barco no tripulado «A Shortfall of Gravitas» ubicado en el Océano Atlántico. Dragon se separó de la segunda etapa del Falcon 9 unos doce minutos después del despegue..

El Dragón de carga, lanzado en la 23a misión de Servicios de Reabastecimiento Comercial de SpaceX, está programado para atracar de forma autónoma en la estación alrededor de las 11 a.m. (15 UTC) del lunes 30 de agosto y permanecerá en la estación durante aproximadamente un mes. Los astronautas de la NASA Megan McArthur y Shane Kimbrough monitorearán la llegada de la nave espacial. La cobertura de la llegada comenzará a las 9:30 a.m. (13:30 UTC) en la Televisión de la NASA, el sitio web de la agencia y la aplicación de la NASA.

Misión CRS-23. Créditos: SpaceX

Los experimentos científicos que Dragon entregará incluyen:

Construir hueso con subproductos
La primera fase de reducción de la inflamación dependiente de la artritis (READI FP) evalúa los efectos de la microgravedad y la radiación espacial en el crecimiento del tejido óseo y prueba si los metabolitos bioactivos, que incluyen sustancias como los antioxidantes que se forman cuando se descomponen los alimentos, pueden proteger los huesos durante los vuelos espaciales. Los metabolitos que se analizarán provienen de extractos de plantas generados como productos de desecho en la producción de vino. Proteger la salud de los miembros de la tripulación de los efectos de la microgravedad es crucial para el éxito de futuras misiones espaciales de larga duración. Este estudio podría mejorar la comprensión de los científicos sobre los cambios físicos que causan la pérdida ósea e identificar posibles contramedidas. Esta información también podría contribuir a la prevención y el tratamiento de la pérdida ósea en la Tierra, particularmente en mujeres posmenopáusicas.

Mirando por los ojos
Retinal Diagnostics prueba si un pequeño dispositivo basado en luz puede capturar imágenes de las retinas de los astronautas para documentar la progresión de los problemas de visión conocidos como síndrome neuro-ocular asociado al espacio (SANS). El dispositivo utiliza una lente disponible comercialmente aprobada para uso clínico de rutina y es liviana, móvil y no invasiva. Los videos y las imágenes se descargarán para probar y entrenar modelos para detectar signos comunes de SANS en astronautas. La investigación está patrocinada por la ESA (Agencia Espacial Europea) con el Instituto de Medicina Espacial del Centro Aeroespacial Alemán y el Centro Europeo de Astronautas.

Ayudantes robóticos
El brazo robótico Nanoracks-GITAI demostrará la versatilidad y destreza de microgravedad de un robot diseñado por GITAI Japan Inc. Los resultados podrían respaldar el desarrollo de mano de obra robótica para respaldar las actividades y tareas de la tripulación, así como informar las tareas de mantenimiento, ensamblaje y fabricación mientras está en órbita. El soporte robótico podría reducir los costos y mejorar la seguridad de la tripulación al hacer que los robots asuman tareas que podrían exponer a los miembros de la tripulación a peligros. La tecnología también tiene aplicaciones en entornos extremos y potencialmente peligrosos en la Tierra, incluido el socorro en casos de desastre, la excavación de aguas profundas y el mantenimiento de plantas de energía nuclear. El experimento se llevará a cabo dentro de la esclusa de aire Bishop de Nanoracks, la primera esclusa de aire comercial de la estación espacial.

Poniendo materiales a prueba
MISSE-15 NASA es una de una serie de investigaciones sobre la Materials ISS Experiment Flight Facility de Alpha Space, que está probando cómo el entorno espacial afecta el rendimiento y la durabilidad de materiales y componentes específicos. Estas pruebas proporcionan información que respalda el desarrollo de mejores materiales necesarios para la exploración espacial. Probar materiales en el espacio tiene el potencial de acelerar significativamente su desarrollo. Los materiales capaces de resistir el espacio también tienen aplicaciones potenciales en entornos hostiles en la Tierra y para una mejor protección contra la radiación, mejores células solares y hormigón más duradero.

Ayudar a las plantas a lidiar con el estrés
Las plantas cultivadas en condiciones de microgravedad suelen mostrar evidencia de estrés. Advanced Plant EXperiment-08 (APEX-08) examina el papel de los compuestos conocidos como poliaminas en la respuesta del berro en floración al estrés por microgravedad. Debido a que la expresión de los genes involucrados en el metabolismo de las poliaminas sigue siendo la misma en el espacio que en el suelo, las plantas no parecen usar poliaminas para responder al estrés en microgravedad. APEX-08 intenta diseñar una forma para que lo hagan. Los resultados podrían ayudar a identificar objetivos clave para la ingeniería genética de plantas más adaptadas a la microgravedad.

Entrega de medicamentos más sencilla
La instalación de investigación de Faraday es una unidad multipropósito que utiliza los sistemas de rack de carga útil EXPRESS de la estación espacial, que permiten una integración rápida y simple de múltiples cargas útiles. En este primer vuelo, la instalación alberga un experimento del Instituto de Investigación Metodista de Houston y dos colaboraciones STEM, que incluyen “Making Space for Girls” con Girl Scouts of Citrus Council en Orlando, Florida.

El Experimento de comunicación de implantes nanofluídicos de Faraday (Faraday-NICE) prueba un sistema de administración de fármacos implantable y controlado a distancia utilizando recipientes sellados de solución salina como sujetos de prueba sustitutos. El dispositivo podría proporcionar una alternativa a las bombas de infusión voluminosas y engorrosas, un posible cambio de juego para el manejo a largo plazo de las condiciones crónicas en la Tierra. La administración de medicamentos por control remoto podría simplificar la administración para personas con limitaciones.

Una asociación entre Faraday y Girls Scouts permite que las tropas desempeñen un papel en la realización de los experimentos de control, incluso proporcionándoles imágenes de los mismos experimentos que están sucediendo en el espacio. Los estudios involucran el crecimiento de plantas, la colonización de hormigas y el ciclo de vida del camarón de salmuera.

Estas y otras investigaciones de vanguardia se unen a los cientos de experimentos en curso en biología y biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra y el espacio a bordo de la Estación Espacial Internacional. Los avances en estas áreas ayudarán a mantener saludables a los astronautas durante los viajes espaciales de larga duración y demostrarán tecnologías para futuras exploraciones humanas y robóticas más allá de la órbita terrestre baja hacia la Luna y Marte a través del programa Artemis de la NASA.

Obtenga más información en Inglés sobre las misiones de SpaceX para la NASA en https://www.nasa.gov/spacex

Articulo basado en la traducción no oficial con fines divulgativos del artículo original en Inglés de la NASA e información adicional de SpaceX.
Créditos: NASA / SpaceX

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.