La concepción de este artista del telescopio espacial James Webb en el espacio muestra todos sus elementos principales completamente desplegados. El telescopio se dobló para encajar en su vehículo de lanzamiento y luego se desplegó lentamente en el transcurso de dos semanas después del lanzamiento. Créditos: NASA GSFC / CIL / Adriana Manrique Gutierrez

Después de la llegada del Webb a su destino orbital alrededor del Punto 2 de Lagrange (L2) el 24 de enero, el equipo de operaciones de la misión comenzó a trabajar en una serie de pasos críticos: encender todos los instrumentos científicos, apagar los calentadores para comenzar un largo proceso de enfriamiento y finalmente capturar los primeros fotones en la cámara principal de Webb para permitir una alineación del telescopio que durará meses.

Si bien el instrumento MIRI y algunos otros componentes se encendieron en las semanas posteriores al lanzamiento de Webb el 25 de diciembre, el equipo no terminó de encender los tres instrumentos restantes (NIRCam, NIRSpec y FGS/NIRISS) hasta los últimos días.

El siguiente gran paso del equipo de operaciones de la misión es apagar los calentadores de los instrumentos. Los calentadores eran necesarios para mantener calientes las ópticas críticas y evitar el riesgo de condensación de agua y hielo. A medida que los instrumentos cumplen con los criterios predefinidos para las temperaturas generales, el equipo está apagando estos calentadores para permitir que los instrumentos reinicien el proceso de enfriamiento de meses hasta las temperaturas finales.

Cuando NIRCam alcance los 120 Kelvin (aproximadamente -244 grados Fahrenheit o -153 grados Celsius), el equipo de óptica de Webb estará listo para comenzar a mover meticulosamente los 18 segmentos del espejo primario para formar una sola superficie de espejo. El equipo ha seleccionado la estrella HD 84406 como su objetivo para comenzar este proceso. Será el primer objeto que NIRCam «verá» cuando los fotones de luz golpeen los detectores encendidos del instrumento. El proceso esencialmente creará una imagen de 18 puntos de luz borrosos y aleatorios. Durante las primeras semanas de alineación del espejo, el equipo mantendrá el instrumento enfocado en la estrella mientras se realizan ajustes microscópicos en los segmentos del espejo; en última instancia, esos 18 puntos borrosos se convertirán en una imagen enfocada de una sola estrella. El enfriamiento del telescopio y los instrumentos también continuará durante el próximo mes, y los instrumentos de infrarrojo cercano finalmente alcanzarán los 37-39 kelvins. El enfriador criogénico enfriará MIRI a 6 Kelvin en los meses siguientes.

Traducción no oficial con fines divulgativos del artículo original en Inglés.
Créditos: NASA / Blog del Webb / Alise Fisher

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.