Este espectrograma muestra el terremoto más grande jamás detectado en otro planeta. Estimado en magnitud 5, este terremoto fue registrado por el módulo de aterrizaje InSight de la NASA el 4 de mayo de 2022, el día 1222 marciano, o sol, de la misión. Créditos: NASA/JPL-Caltech/ETH Zúrich

Estimado de magnitud 5, es el terremoto es más grande jamás detectado en otro planeta.

El módulo de aterrizaje InSight Mars de la NASA detectó el terremoto más grande jamás observado en otro planeta: un temblor de magnitud 5 estimada que ocurrió el 4 de mayo de 2022, el día 1222 marciano, o sol, de la misión. Esto se suma al catálogo de más de 1313 sismos que InSight ha detectado desde que aterrizó en Marte en noviembre de 2018. El terremoto más grande registrado anteriormente fue de una magnitud estimada de 4,2 detectado el 25 de agosto de 2021.

InSight fue enviado a Marte con un sismómetro de alta sensibilidad, proporcionado por el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia, para estudiar el interior profundo del planeta. A medida que las ondas sísmicas atraviesan o se reflejan en el material de la corteza, el manto y el núcleo de Marte, cambian de formas que los sismólogos pueden estudiar para determinar la profundidad y la composición de estas capas. Lo que los científicos aprendan sobre la estructura de Marte puede ayudarlos a comprender mejor la formación de todos los mundos rocosos, incluida la Tierra y su Luna.

Un terremoto de magnitud 5 es un terremoto de tamaño mediano en comparación con los que se sienten en la Tierra, pero está cerca del límite superior de lo que los científicos esperaban ver en Marte durante la misión de InSight. El equipo científico deberá estudiar más a fondo este nuevo terremoto antes de poder proporcionar detalles como su ubicación, la naturaleza de su fuente y lo que podría decirnos sobre el interior de Marte.

Esta imagen muestra el Escudo Térmico y de Viento abovedado de InSight, que cubre su sismómetro, llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior, o SEIS. Crédito: NASA/JPL-Caltech

«Desde que instalamos nuestro sismómetro en diciembre de 2018, hemos estado esperando ‘el grande'», dijo Bruce Banerdt, investigador principal de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, que dirige la misión. “Este terremoto seguramente proporcionará una vista del planeta como ninguna otra. Los científicos analizarán estos datos para aprender cosas nuevas sobre Marte en los próximos años”.

El gran terremoto se produce cuando InSight enfrenta nuevos desafíos con sus paneles solares, que alimentan la misión. A medida que la ubicación de InSight en Marte entra en invierno, hay más polvo en el aire, lo que reduce la luz solar disponible. El 7 de mayo de 2022, la energía disponible del módulo de aterrizaje cayó justo por debajo del límite que activa el modo seguro, donde la nave espacial suspende todas las funciones excepto las más esenciales. Esta reacción está diseñada para proteger el módulo de aterrizaje y puede volver a ocurrir a medida que la energía disponible disminuye lentamente.

Después de que el módulo de aterrizaje completó su misión principal a fines de 2020 y cumplió con sus objetivos científicos originales, la NASA extendió la misión hasta diciembre de 2022.

Más sobre la misión

JPL administra InSight para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA. InSight es parte del programa Discovery de la NASA, administrado por el Marshall Space Flight Center de la agencia en Huntsville, Alabama. Lockheed Martin Space en Denver construyó la nave espacial InSight, incluida su etapa de crucero y módulo de aterrizaje, y apoya las operaciones de la nave espacial para la misión.

Varios socios europeos, incluidos CNES y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), están apoyando la misión InSight. CNES proporcionó el instrumento Seismic Experiment for Interior Structure (SEIS) a la NASA, con el investigador principal en IPGP (Institut de Physique du Globe de Paris). Las contribuciones significativas para SEIS provinieron de IPGP; el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Alemania; el Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH Zurich) en Suiza; Imperial College London y Oxford University en el Reino Unido; y JPL. DLR proporcionó el instrumento Paquete de propiedades físicas y flujo de calor (HP3), con contribuciones significativas del Centro de investigación espacial (CBK) de la Academia de Ciencias de Polonia y Astronika en Polonia. El Centro de Astrobiología (CAB) de España suministró los sensores de temperatura y viento.

Traducción no oficial con fines divulgativos del artículo original en Inglés.
Créditos: NASA / JPL-Caltech

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.