Biografía de Giuseppe (Bepi) Colombo

Giuseppe Colombo. Créditos: Istituto nazionale di astrofisica 

Giuseppe Colombo, conocido como Bepi (Padua, 2 de octubre de 1920 – Padua, 20 de febrero de 1984), fue un matemático, físico, astrónomo, ingeniero y académico italiano de renombre internacional.

Apodado «Mecánico del cielo», su nombre está ligado al satélite con una correa (Tethered, una intuición de Mario Grossi que Giuseppe Colombo ayudó a desarrollar a partir de principios de los setenta), a la idea de una balsa espacial creada reutilizando los tanques de propelente que dejaron en el espacio los Transbordadores Espaciales y a la de lanzar enormes espejos en órbita para concentrar los rayos del sol en determinadas zonas de la Tierra para eliminar la niebla.

Noveno de diez hermanos, ganó una beca y asistió a la Scuola Normale Superiore en Pisa hasta que se fue al Frente Oriental durante la Segunda Guerra Mundial como teniente de artillería en la división «Cosseria». Después de sus heridas fue condecorado con la medalla al valor militar. En 1944 se graduó en matemáticas en la Universidad de Padua, donde en 1945 se convirtió en asistente de mecánica racional. En 1955 se convirtió en profesor titular de Mecánica Aplicada en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Padua.

Durante su carrera universitaria enseñó mecánica celeste, geodesia espacial, mecánica de vibraciones y vehículos, vectores espaciales y también impartió clases en Catania y Módena. De 1964 a 1976 fue miembro de los comités nacionales del Consejo Nacional de Investigaciones. También participó en investigaciones en el Centro Smithsonian de Astrofísica de Harvard, Caltech y el Laboratorio de Propulsión a Chorro.

Realizó una campaña para promover la investigación espacial en la Agencia Espacial Italiana y en Aeritalia en Turín y las universidades de Padua, Pisa y Turín.

La NASA lo reclutó en 1961, después del lanzamiento del primer satélite artificial.

En 1965 fue consultor de las computadoras IBM de la NASA.

Mariner10.gif
El Mariner 10 fue una sonda enviada a Mercurio que consiguió mapear alrededor del 40-45% de Mercurio. Créditos: NASA

Luego contribuyó a la hazaña del Mariner 10 de 1974. Colombo había descubierto el acoplamiento entre la revolución y la rotación de Mercurio (el planeta hace tres rotaciones alrededor de su eje cada dos revoluciones alrededor del Sol). Después de notar que el período de la órbita del Mariner 10 después del sobrevuelo de Mercurio habría coincidido con el doble del período de revolución del planeta mismo, sugirió usar esta resonancia para programar múltiples sobrevuelos de Mercurio. Su modificación fue rápidamente implementada en el plan de la misión por ingenieros y matemáticos del JPL y permitió tres sobrevuelos de Mercurio, antes de que la nave espacial se quedara sin propulsor.

También colaboró ​​en el lanzamiento de la sonda Giotto, que en 1986 se encontró con el cometa Halley. El nombre fue propuesto por él, en homenaje a la Natividad de Giotto en la Capilla de los Scrovegni, en la que está representado el cometa.

También es recordado por planificar múltiples sobrevuelos con Mercurio en 1972-73, por diseñar la misión Solar Probe, por promover el uso de un nuevo tipo de radiómetro y por comprender que la variación del brillo del azimut del anillo A de Saturno se debe a su estructura en espiral. En referencia a la planificación de la trayectoria del Mariner 10 declaró a La Stampa «Esa es una de las cosas que menos esfuerzo me costó. Es un episodio banal en mi actividad científica: nunca pensé que pudiera causar sensación».

En su honor se ha nombrado como BepiColombo a la misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) al planeta Mercurio.

Fuente: Wikipedia